viernes, 22 de febrero de 2013

Fisterra, “O final en Fisterra buscas pero nada do final en Fisterra atopas”.

Fotografía de Xusto Fisterra

Subrayamos las palabras de Barrow, ese vendedor de Biblias que tanto y tan bien habló de Galicia y que también desvió su itinerario hacia Fisterra: “Estamos ante un lugar exactamente igual a como en mi infancia me había imaginado yo la conclusión del Mundo, más allá de lo cual sólo podía haber un mar borrascoso o el caos”.


El final de Finisterre buscas
pero nada del final encuentras.
Un barco lentamente atraviesa el horizonte,
un avión a reacción nos circuncida.
¿Cuántos mentidos finales yacen entre sus peligros?
Esto no es el final,
sino el principio.
¡Qué soberbia de ser lo que se ha sido!
El fin de Finisterre, el solo monumento
que, al fin, sólo Finisterre vence.
Resto del fin
¡Oh mundo sin constancia!
Y un coche calado,
como cola de caballo,
cae.
¿Adónde?
Quisiera verte en vilo asiéndote
A mi blanda mano.
César Antonio Molina

1 comentario:

  1. Oye, enhorabuena, que te estás acercando a las 200 mil visitas :-)

    ResponderEliminar